Preparar chucrut en casa

preparar chucrut en casa




Preparar chucrut en casa es muy sencillo:

Necesitas:

5 tazas de col rallada o cortada finamente
De 1 cdita a 1 cda de sal de mar
1 cda de azúcar blanca (de preferencia pero puede ser mascando)
Opcional 1 zanahoria rallada
1 frasco hermético
1 bolsa para sandwich con frijoles o arroz
Preparación:
En un tazón masajea con tus manos la col junto con la sal y azúcar hasta que suelte mucho líquido, sí notas que casi no esta saliendo líquido siéntete libre de agregar más sal sin pasar de 1 cda 1/2.

La sal “deshidrata” a la col ayudándonos a hacerla “sudar” y el azúcar tiene la función de alimentar a las levaduras necesarias para la fermentación. El azúcar blanca al ser más refinada es un alimento que las bacterias pueden desintegrar más fácilmente lo que ayuda a que pueda fermentar efectivamente nuestra col, sí no tienes puedes usar mascabado o eliminar el azúcar por completo tomando en cuenta que esto puede retrasar un poco más el proceso de fermentación.

Después de sacar el líquido de la col, puedes agregar zanahoria, esto contribuirá al sabor de tu col pero no es necesaria, revuelve bien.  Coloca la mezcla en un frasco con todo y líquido, presiona la col compactándola lo más que puedas esto va provocar que el líquido suba cubriendo la mezcla. Es importante que sea un frasco suficientemente grande para que quede lleno a un máximo de 3/4 de su capacidad de esta manera evitaremos que se rebose ya que se va generar más líquido.

Por último queremos colocar un peso, que va ejercer más presión sobre la col “exprimiéndola” todavía más. Puedes usar una bolsa ziploc con frijoles o arroz. Coloca la bolsa comprimiendo la mezcla. Coloca la tapa sin asegurarla, es decir déjala por encima. Deja reposar tu mezcla por 24 horas, al cumplirse retira el peso y deja reposar hasta 72 horas más con la tapa por encima.

Al terminar este proceso puedes probar el agrio que ha obtenido tu mezcla, sí te parece suficiente puede refirgerarlo para hacer más lento su proceso de fermentación y comenzar a consumir. Sí quieres puedes dejarla en tu alacena y consumir a conveniencia, la refrigeración no es necesaria.

- Alba


No Comments

No comments yet.

RSS feed for comments on this post.

Sorry, the comment form is closed at this time.