Mi dieta del 2006

Llamo a este post así porque creo que ese fue el año en que todo cambio en mi vida… ¿qué fue lo que paso?… simple, con 17 años me fui a vivir a otro país, sola y con muchas ganas de vivir y experimentar la independencia, esto trajo consigo varias consecuencias como las que seguro muchos de ustedes vivieron cuando salieron de casa.

La comida en mi casa siempre había sido muy sana y tradicional, típica de una familia mexicana chiapaneca, eso sí mucho queso y crema pero aceptemoslo, los lácteos chiapanecos son los mejores, neta NO HAY MÁS! jaja.

En mi casa a la fecha sí alguien se sienta a la mesa a comer(aunque ya hayas comido) nos sentamos para acompañar, no hay televisión ni radio en el comedor, es un momento para pasar en familia, platicar y estar juntos, me alucina eso de mi familia porque creo que lamentablemente no sucede en todas las familias. En realidad somos tres así que no es tan complicado jaja (soy hija única) pero esto es algo que se extiende a toda mi familia materna y paterna, un sentido muy fuerte de familia.

Cuando llegue a Montreal, el problema era que para mi todo era novedad, ¿starbucks? sólo en el D.F. en mi pueblo era un sueño que llegará algo así (ahora hay y la neta preferiría que no hubiera), pero bueno, imagínense pasar de una ciudad pequeña a un lugar cosmopolita y multicultural,  hasta barrio gay había WOW!! eso sí que es la modernidad me decía para mis adentros y juraba que no podía estar en mejor lugar… pff… fue la perdición jaja, sobretodo porque evidentemente nunca había vivido SOLA es decir nunca había cocinado en mi vida más que quesadillas y como soy una grinch del queso (no me gusta tocarlo (si, soy rara), el olor y sí no es de Chiapas chance ni me lo como)  menos que me las fuera a preparar… entonces ¿qué paso? una dieta que la recuerdo y se me pone la piel chinita.

Mi peor miedo como buena adolescente era regresar rebotando a México, conocía muchas historias de amigos que se iban a estudiar al extranjero y regresaban con 10 kilos encima, entonces parte de mis preocupaciones y metas era no regresar gorda, siempre he sido muy flaca, en ese entonces pesaba como 45 kilos, regrese pesando 40 y por alguna extraña razón me sentía gorda (en otro post hablaré sobre el tema de imagen corporal), claro que cuando mi familia me vio, sobre todo mi abuelo casi se infarta.

El otro día fui a comer con un amigo que conocí en ese periódo y me dijo algo que me sorprendio, comento que nunca había entendido las cantidades industriales de comida que empacaba jaja aseguró: comías UN CHINGO y eras un palo, entonces otra pieza, después de 6 años, cayo en su lugar, en ese tiempo estaba literalmente: MURIENDO DE HAMBRE, mi cuerpo necesitaba desesperadamente ESO que no le estaba dando y la única manera que encontraba de intentar adquirirlo era haciéndome comer de una manera que seguramente no podría lograr ahora, sin embargo me paso al revés que a mis amigos y conocidos, baje de peso de manera horrorosa (claro en ese momento no lo veía así)… No queda duda que independientemente de bajar o subir kilos algo estaba haciendo mal, claro que ahora, años después puedo ponerle nombre y apellido a lo que sucedió, viendo atrás hasta ganas de llorar me dan, llevaba una dieta VACIA, llena de calorías que me ayudaban a sobrevivir pero no me nutrían. Mi dieta durante esos meses fue la SAD (Standard American Diet) al extremo. ¿Pero qué comias? déjame te lo resumo y sí, esto era DIARIO

60281_10150257384235372_6063619_n

mi desayuno

Desayuno:
-Vainilla Latte de Starbucks y una galleta de chispas de chocolate.
-Mocachino y bagel con queso crema.
-Chocolate caliente de Tim Hortons y scone.

Comida:
-McDonalds, KFC, BK, etc.
-Pizza de 1 dolar, bueno 1.18 con impuestos.
-Restaurantes de comida mexicana.
-Comida vietnamita, china…

Cena:
-Cereal o algo que tuviera en casa.

Se lo que estas pensando y la respuesta es no, nunca comía fruta, quien sabe a que hora tomaba agua y a eso le puedes agregar que todo lo hacia caminando, iba al gimnasio obsesivamente y practicaba yoga (porque no quería subir de peso)… No se como no me desmaye, me dio anemia, etc. agradezco a mi cuerpo su fortaleza y me da un poco de pena escribir esto, pues tal vez ahora piensan: ¿esta es la súper coach de nutrición? jaja si, soy yo… te dije que ibas a conocer mi lado oscuro y el que hasta penita me da recordar y más comentar, pero bueno siempre lo digo: todos llegamos al mundo de la salud por razones y momentos distintos, lo importante es llegar y nunca es tarde, como dice Bikram:

“Nunca es demasiado tarde, nunca eres demasiado viejo, nunca estás demasiado enfermo, para comenzar otra vez”.

Claro que esta dieta le atribuyo muchas del cosas con las que luche después, que más adelante comentaré,  pero es importante que sí comes de esta manera o alguna vez comiste así, sepas que siempre se puede restaurar la salud cómo dicen en uno de mis documentales favoritos, es una decisión,no tienes que estar enfermo.

Un parentesis, antes de que a mi mamá le de un infarto al leer esto, quiero decirles que no cambiaría mi experiencia por nada del mundo, me encanto vivir en esa ciudad, aprender, conocer lo que es quedarme sin dinero, no tener papás chofer y utilizar el transporte público; pero bueno…regresando… me pareció importante comenzar con este tema porque es el inicio de mi caída en espiral hacia el dark side jaja, sin embargo, lo importante de esas caídas son los aprendizajes que traen consigo y créeme que amo mi lado oscuro porque gracias a el me siento todavía más preparada para apoyarte en este viaje hacía una vida más saludable.

Me gustaría que compartieras conmigo sí haz tenido algún periodo así en tu vida o sí puedes relacionarte en algún grado con esto…

- Alba


23 Comments

  1. Es exactamente lo que pasè, y cai mucho mas, toquè fondo… pasè por la anorexia y la bulimia y ahora hoy por hoy lucho con esos fantasmas. Actualmente estudio derecho, pero cuanto darìa por estudiar nutriciòn. Te quiero contar mi experiencia, pero justo ahora no puedo, estoy en mi trabajo y me he dado un tiempito para leerte, apenas pueda lo hago!

    Comment by Ceci — February 21, 2013 @ 10:06 am

  2. Ceci!! gracias por compartir y por tomarte el tiempo de leer, me da gusto que estés trabajando para estar mejor, cada día es un nuevo comienzo y es importante dejar ir para poder vivir en el presente. Me gustaría conocer más sobre tu historia y conversar, puedes escribirme a alba.bienestarconsciente@gmail.com. Saludos!

    Comment by Alba — February 21, 2013 @ 10:11 am

  3. Me impresiono tu comen.pues tengo una hija q esta muy delgada, ya en una ocasión le hicieron examenes de todos y salió buen,pero inexplicablemente baja muy facil de peso,el único momento en q la mire con 40 libras mas de peso fue en su embarazo.pero ya dando a luz los bajo en muy poco tiempo.

    Comment by ivonne sanchez — February 21, 2013 @ 10:22 am

  4. Hola Ceci!

    Yo pasé por lo mismo que tú. Cuando tenía 15 años tuve anorexia y los años posteriores me fui a comer compulsivamente. Nunca vomité pero intentaba quemar lo que comía con muchísimo ejercicio. Fueron años de ciclos horribles de comer, ejercicio, comer. Puedo decir que apenas llevo 2 años comiendo bien y menos de un año realmente estando consciente de cómo estoy alimentando a mi cuerpo. Yo estudié Administración de empresas deportivas pero en verdad quiero estudiar nutrición porque me gustaría transmitirles a mis seres queridos la importancia de una buena alimentación.

    Saludos,

    🙂 Tania

    Comment by Tania Roman — February 21, 2013 @ 10:25 am

  5. A muchas personas les cuesta mantener un peso saludable, es importante comer ingredientes de alta densidad nutricional, algunos de mis clientes con este problema han encontrado la solución al cambiar la calidad y cantidad de alimentos. Saludos!

    Comment by Alba — February 21, 2013 @ 10:36 am

  6. Yo estuve en Alemania y recuerdo perfecto que los primeros 15 días que pasé allá bajé cerca de 8 kilos y comía en cantidades industriales. Obviamente no era la comida de casa y todo se resumía a Pizza (tenía un resto italiano a 150 metros de donde vivía), comida china, restaurantes de comida rápida y litros de cerveza. ¿Agua? Pft, contadísimas veces. ¿Verduras? Si a caso los acompañamientos. ¿Fruta? NI UNA PIEZA. Caminaba diario cerca de 2 o 3 horas, me salía a andar en bicicleta por 1 hora más y cada tercer día hacía algunos ejercicios en casa. No sé tampoco cómo es que aguanté y no terminé postrada en una cama sin fuerza siquiera para levantarme. A eso hay que agregar que me desvelaba horrores.
    Definitivamente son experiencias que jamás cambiaríamos y parte de eso es que me di cuenta de lo importante que es tener una alimentación adecuada y sobre todo no caer en ese patrón de exigirle a nuestro cuerpo sin darle nada a cambio.
    Desde que volví cambié radicalmente mi forma de alimentarme y me alegra haberme dado cuenta de lo que le hice pasar a mi cuerpo antes de que fuera más tarde.
    ¡Saludos!

    Comment by Sárika — February 21, 2013 @ 10:41 am

  7. Terminé de leerte y tengo dos lágrimas rodando en mis mejillas, justo en este momento de mi vida estoy comenzando a luchar con mis malos hábitos que sólo me han dejado hipertensión arterial, sobrepeso, cansancio excesivo y algunos otros *detallitos*, no sé Alba cómo comenzar, leo y leo artículos que sobre la leche, que sobre la carne, que sobre el gluten etc etc y no he podido-querido hacer algo para cambiar, algunas veces me dan ganas de dejar de comer todo lo que como, y otras me siento tan triste que como más, me identifico un poco contigo, porque soy psicóloga igual que tú y hasta pena me da compartir esto, se supone que yo debería tener el control de mis emociones, sentimientos y razonamientos, pero no es así, a pesar de que en este momento tengo una pareja estable, un trabajo estable, y una economía estable, el tema de la comida me ha rebasado, y quiero decirte que no soy una obesa realmente, mido 1.72 y peso 73 kg, pero aún así me siento mal física y emocionalmente, mis preguntas son Cómo empezar?, Qué hago primero? Cómo lo hago?

    Gracias por compartirnos tu tu historia y por ser una guía para muchos…

    Comment by Maryana — February 21, 2013 @ 10:43 am

  8. Gracias por compartir, me encanto conocer tu experiencia y creo que la frase que dices de “exigirle a nuestro cuerpo sin darle nada a cambio” resume perfecto todo y también nos hace valorar el gran trabajo que hace aun cuando no lo tratamos de la mejor manera… Saludos!

    Comment by Alba — February 21, 2013 @ 10:52 am

  9. Hola Maryana! el tema de la salud a veces nos rebasa y es que como dices hay mucha información, tanta que uno ni ha comenzado y ya esta tirando la toalla.

    Te sugiero comenzar con pequeños cambios: lunes sin carne, miércoles de smoothie, no salgas sin desayunar… Modifica una cosa a la vez, no te sobrecargues de cambios,no podemos ni queremos cambiar todo de la noche a la mañana, la vida saludable también es de experimentar: prueba y error, un cambio a la vez esta bien y es suficiente, nunca sabemos los beneficios que algo tan simple como prender la licuadora todos los días puede hacer por nosotros, hay que ser gentil con nuestro cuerpo y el solito comienza a agarrar el paso. Espero que esto te sirva y siempre puedes escribirme a alba.bienestarconsciente@gmail.com a veces también para comenzar necesitamos apoyo y un poco más de guía. Saludos!

    Comment by Alba — February 21, 2013 @ 11:00 am

  10. Gracias Alba, algunas veces necesitamos esos lados negros para realmente aprender la leccion. Yo tengo muchos anos en USA, cuando llegue no tuve esa loquera por las comidas rapidas, todavia ahora cuando voy a uno de esos lugares “no se ni que pedir”, pero bueno, el caso es que yo tengo problemas “de no quererme mucho” por lo tanto, me da igual una cosa que otra… creo que en mi caso ese es mi lado oscuro. Mi cuerpo me ha gritado en muchas formas (alergias en la piel, sinositis, gota, diverticulosis, y para que seguir) y mentalmente me debato a quien tengo que oir…. a mi cuerpo, a mi ego, a mi flojera….. no se si me entiendes… desde hace unos cuantos meses estoy tratando de tomar mas conciencia de lo que como, pero asi y todo hay dias que me cuesta un monton…. por ejemplo, tengo una semana con una pareja amiga que nos vinieron a visitar por una semana, y vieras ni siquiera le he hecho caso a los alimentos… como lo que ellos preparan, sin pensar esto es bueno o malo….. creo que nunca es tarde para empezar….y no me importa cuantas veces me caiga, seguire levantandome y perseverando ya que se que un dia lograre tener el peso y estar saludable. Gracias por todo!
    Antonieta

    Comment by Antonieta — February 21, 2013 @ 11:15 am

  11. Hola Alba! Muchas gracias por compartir tu experiencia; quisiera compartir también mi “mala relación” con la comida. Toda mi vida había tenido sobrepeso sin llegar a la obesidad. Eso fue traumante para mí en la infancia y adolescencia, pues mi familia y compañeros de escuela eran muy duros conmigo. Recuerdo que desde que tenía 13 años empecé la primera dieta: una donde comías un día lo que quisieras y al otro sólo pastillas… Estuve en un gimnasio donde hacía a veces hasta 3 horas de aerobics con banco hasta que un día me lastimé la rodilla. Siempre me obsesioné por bajar (regularmente con dieta), pero apenas se acababa volvía a comer igual. Hace apenas unos dos años empecé a llevarme mejor con la comida, entré a un programa donde aprendí a comer mejor, más frutas, más verduras y hasta panes (mi perdición), pero con moderación… Llegué a mi peso normal y he aprendido que no se tiene por qué sufrir, que la comida siempre está ahí y no pasa nada si de vez en cuando te das un “gustito”. Estuve en el detox contigo y creo que fue una de las mejores experiencias que me ayudaron a terminar de ver la comida de una manera diferente. Agradezco mucho tu tiempo y, como mencionas, a veces es necesario tener una mala experiencia para cambiar tus hábitos, mejorar, sentirte plena y feliz.

    Comment by Fabiola — February 21, 2013 @ 11:18 am

  12. Eso!! lo importante es levantarse y como te digo, cada día es una nueva oportunidad, lo que no te doy permiso que gane es la flojera porque ella trae consigo otros fantasmas como el arrepentimiento y el castigo a uno mismo que puede ser ese “no quererse mucho”. Te pido te pongas UNA meta para esta semana que esta por comenzar o para este mes, fin de semana…, ej. preparar todos los días 1 ensalada, tomar suficiente agua, preparar un smoothie diario, cepillarte el cuerpo, utilizar un limpiador de lengua, en fin… lo que tu quieras, nunca sabemos lo que una pequeña acción puede cambiar, lo importante es atrevernos. Saludos y ánimo.

    Comment by Alba — February 21, 2013 @ 11:28 am

  13. Muchas gracias por compartir. Es muy motivante leer que no estamos solas en este viaje, que somos humanos propensos a equivocarnos en nuestras elecciones pero tenemos la fuerza para seguir nuestro camino a una vida más sana.

    Comment by Luisa — February 21, 2013 @ 11:28 am

  14. Me da mucho gusto que tu relación con la comida sea mejor ahora, no se trata de hacer sacrificios y empastillarnos para “estar bien” va más allá y creo que ahora puedes ver eso, no sólo se trata de una imagen física sino de algo que viene desde adentro. Un abrazo!!

    Comment by Alba — February 21, 2013 @ 11:32 am

  15. Eso es lo más importante no desistir… Saludos!

    Comment by Alba — February 21, 2013 @ 11:33 am

  16. Hola, te eh seguido de un tiempo corto a la fecha y cuando t leí me sentí algo identificada ya que a mi también me pasa algo parecido, en mi caso tiendo a engordar, todo el tiempo (según yo) estoy a dieta y mas tardo en empezarla cuando la rompo por falta de fuerza de voluntad después viene la depre y lo que es peor, verme fea en el reflejo de mi espejo, soy casada y tengo un hijo, planeo tener mas familia y siempre digo que empezaré a nutrir mi cuerpo y el de mi familia mejor y hacer ejercicio pero la vida monótona que llevo no me da energía para mas y no lo hago 🙁 cómo ves?
    Por cierto… Mucho gusto!! 🙂

    Comment by Tania — February 21, 2013 @ 11:43 am

  17. Hola!! Mucho gusto, lo más importante ahora es que tienes la consciencia de que necesitas modificar e integrar a tu vida alimentos saludables. Te sugiero entrar al reto detox de primavera te puede ayudar mucho a cambiar tu relación con la comida, recobrar la motivación y decirle adiós a la monotonía.

    Comment by Alba — February 21, 2013 @ 12:30 pm

  18. Hola Alba, yo pienso que no deberias avergonzarte para nada de esa experiencia, como tu mencionas, eso tenia que pasar para que puedas comprender a las personas que aún pasan por eso y necesitan tu ayuda, de alguna manera era necesario y fue un regalo más de la vida. Lo mejor de todo fue que pudiste salir de ello y ahora, yo considero, tienes uno de los mejores estilos de vida.
    Creo que a la gran mayoria de los jovenes (y ya no tan jovenes como yo :P) de ahora estan o han atravesado por ello, lo peor de todo es la adiccion que genera este tipo de comidas. Te cuento mi experiencia: yo era un chico “normal”, es decir, comia pizza de donde sea con chorizo, peperoni….una mezcla de carne con carne y rellena de carne, frituras, refrescos, cero ejercicio y ¿dormir? es para viejitos! Afortunadamente en casa siempre han habido frutas y verduras, y de pequeño me acostumbré a disfrutar de ellas, pero ya de adolescente las olvidé por completo y solo comia los vegetales de las comidas que preparaban en casa, o sea que vegetales o frutas solo en casa y minima cantidad. Sabia que habian grupos de “locos” que comian practicamente zacate y yo pensaba que JAMAS podría comer así, que no sería feliz y que no disfrutaria de mis comidas. ¿Y que pasó? Pues se podría decir que los animales y una chica vinieron a salvar mi vida (cuando me preguntan porque soy vegetariano y mencionan que seguro es por una mujer tiene parte de razón jaja pero no fue para impresionarla sino mas bien me inspiró, me dio animos), yo habia fallado en mis intentos de volverme vegetariano y era logico, creia que podría sobrevivir de puro pan y agua,no conocia nada de la alimentación y el cuerpo, además no sabia cocinar, y en realidad no me interesaba, simplemente no queria ser parte del sufrimiento animal. Despues de una platica con esta chica, me comentó que era vegetariana y me dio algunos consejos y un “metodo” para una facil transición, decidí intentarlo y comencé preparando lo que generalente comia pero con sustitutos de carne, fui a cursos de cocina vegetariana, investigué recetas, leí sobre nutricion (eso gracias a la constante presión de fam y amigos) poco a poco mi dieta se fue modificando y convirtiendo en esa de “comer practicamente zacate” jaja (obvio era una exageración) y aquí estoy escribiendo mientro me bebo un licuado de platano, cacao, dátiles, manzana y amaranto, tratando que todo sea natural y orgánico 😀

    Gracias por compartir tu tiempo y consejos con todos(:

    Comment by Ahmed — February 21, 2013 @ 1:17 pm

  19. aaahh sí, tambien hago todo el yoga que puedo, salgo a correr y caminar con mi perrito, y un poco de workout a pesar de tener chamba 8 horas.

    Comment by Ahmed — February 21, 2013 @ 1:21 pm

  20. Gracias por compartir tu historia, lo que más cuesta cambiar son nuestros propios prejuicios sobre lo que es ser sano “comedores de zacate” y tu experiencia demuestra que todo se puede hacer en el día sabiéndolo acomodar, yo siempre digo: el contexto no es pretexto! felicidades!!

    Comment by Alba — February 21, 2013 @ 1:30 pm

  21. Mil gracias Alba, de hecho ya he dejado de comer carne, pero aún no puedo con los lácteos, en fin, agradezco tu tiempo y daré un paso a la vez… 😀

    Comment by Maryana — February 21, 2013 @ 3:27 pm

  22. entonces que haz un día vegano y ve monitoreando, ve como te vas sintiendo, etc. Saludos!

    Comment by Alba — February 21, 2013 @ 3:57 pm

  23. Súper! Me parecer perfecto, me puedes mandar información del reto detox por favor. 😀
    Muchas gracias.

    Comment by Tania — February 22, 2013 @ 10:43 am

RSS feed for comments on this post.

Sorry, the comment form is closed at this time.