Compras de mercado más sostenibles




Arranquemos el 2018 contaminando menos ¿le entras? ¡súper! porque te voy a compartir 6 pequeños cambios que puedes implementar al comprar tu mercado/víveres para la semana que harán toda la diferencia.

1. Usa bolsas reutilizables. Las hay de todo tipo, telas y texturas, puedes encontrar desde las que dobladas ocupan muy poco espacio en tu bolsa y por lo tanto las puedes llevar siempre contigo para usar a conveniencia (por ejemplo si compras ropa o se te atraviesa alguna compra inesperada en el día) también hay otras más resistentes hechas de ixtle, morraletas, sabucanes…cuántas necesitas y de qué material depende del tipo de compras que realices, pero la mayoría son fáciles de transportar. Si nos ponemos más especializados puedes usar y distinguir entre las que te servirán para cargar nueces, granos, semillas, bolsas para fruta y vegetales y otras que te pueden servir si sueles comprar botellas de cristal o productos muy pesados. 

2. ¿Se te olvidaron tus bolsas reutilizables? ¡no pasa nada! los que me siguen en mis instagram stories (@alba.bienestar) me han visto cargando frutas y verduras en mis manos, saturando mi mini bolsa, creando bolsas improvisadas con bufandas y cargando zanahorias en la bolsa de mi tapete de yoga, cuando haces el mejor esfuerzo por no contaminar, encuentras la manera, dicho lo anterior, no tienes que ser como yo, puedes optar por una salida más sencilla: pide una caja. En los supermercados y mercados abundan, casi siempre las personas estarán más que dispuestas a proporcionarte una, ya que muchas veces las tiran o se acumulan… así simplemente cuando llegues a tu casa deshaces la caja y la guardas y/o si la vas a tirar, asegúrate de dejarla por aparte para que se conserve en buen estado y  las personas encargadas de recoger la basura puedan llevarla al centro de reciclaje.

3. Papel encerado. Todo un descubrimiento, este te puede ayudar para guardar alimentos en el refrigerador, pero también para tus compras, sobre todo si compras cosas como pan, queso o verduras delicadas, puedes envolverlas fácilmente en estas hojas enceradas moldeables e impermeables para transportarlos a casa o incluso usar estas hojas para almacenar alimentos en el refrigerador. Estas hojas son lavables completamente. Puedes comprarlas en cero plástico . Así mismo puedes probar hacerlas tu mismo, si buscas por internet encontrarás varias recetas, yo estoy por experimentar con algunas, si les gustaría que les comparta la que me funciona, díganme en los comentarios.

4. Compra en el mercado o tianguis. Esto no solo te ayudara a contaminar menos sino que tus compras serán más saludables, nutritivas y seguramente más económicas. La ventaja de esto es que no te vas a encontrar con frutas y vegetales previamente empaquetadas, ya sabes la lechuga regada con agua de manantial mientras les cantan mantras y les echan muchas bendiciones que vienen en un conveniente empaque plástico individual en forma de lechuga para que se vean re-chulas y por supuesto contaminemos con cada lechuga que comemos…si vas al tianguis orgánico encontrarás hojas verdes regadas con agua de manantial y libres de agroquímicos, eso si, lo de los cantos con bendiciones no te lo puedo asegurar pero eso puedes agregarlo tu mismo mientras cocinas. A lo que voy es que lo que encuentres en un mercado local usualmente va estar más fresco y libre de empaque contaminante. 
 
5. Planea tus compras. Mucho desperdicio viene de los “antojitos” de querer probar productos, comprar de más, de adquirir duplicados (agarraste algo que ya tienes en casa) o agregar a tu carrito cosas que supones necesitas. Gracias a la tecnología podemos ocupar aplicaciones que se descargan en el celular para hacer la lista de compras, yo uso wunderlist, que me sirve para hacer listas de todo, pero especialmente de la compra del mercado, ya que usualmente Luis y yo planeamos el menú de la semana mientras caminamos o vamos en el auto por lo que andar con lápiz y papel no es funcional, así que simplemente pensamos en lo que queremos y vamos creando una lista especificando la cantidad de cada ingrediente, de esta manera cuando llegamos al mercado o supermercado sabemos lo que necesitamos y no andamos paseando viendo qué comprar.

6. Evita el plástico. Esto incluye desde la bolsa en la que guardas las manzanas que vas a comprar, hasta los productos que vienen en un inconveniente empaque plástico, por eso es mejor el mercado, en los grandes podrás comprar: arroz, frijoles y otros granos a granel. Las bolsas que están colocadas innecesariamente en el supermercado en la sección de frutas y verduras puedes ahorrártelas si llevas tu propia bolsa y/o simplemente las pones tal cual en el carrito, si tienes que pesar puede ser “un poco” incómodo, aunque no realmente, simplemente te tomará unos segundos más. Otros productos que puedes intentar evitar son todos los que vienen en bolsas, cajitas o botellas de plástico: hojas verdes, vegetales, aceites, condimentos… en el caso de aceites y condimentos opta por empaques de vidrio que vas a poder reciclar fácilmente.

Espero que estos cambios te sean útiles, te recuerdo que esta es una publicación de la serie cambios para una vida más sostenible #cambio04 para conocer otras ideas para una vida más ecológica da clic aquí

- Alba


No Comments

No comments yet.

RSS feed for comments on this post.

Sorry, the comment form is closed at this time.